Importancia de realizar mantenimiento a los sistemas de refrigeración

Técnico reparando un sistema de refrigeración

El mantenimiento de los sistemas de refrigeración de tipo industrial, comercial y doméstica es de vital importancia para preservar la eficiencia y la óptima funcionalidad de todos los sistemas que conforman los equipos. Por lo tanto, las revisiones constantes y periódicas son necesarias para garantizar el buen funcionamiento y el buen estado de cualquier tipo de sistema.

Por lo que es importante estructurar planes de mantenimiento específicos para cada tipo de sistemas. Esto permite mantener los sistemas de refrigeración industrial en buen estado de funcionamiento, lo que reduce significativamente la probabilidad de que se produzcan fallas o avería general.

En esta entrega conoceremos más al respecto de la importancia de hacer mantenimiento a los equipos de refrigeración.

¿Por qué hacer mantenimiento a los sistemas de refrigeración? 

Tanto si se trata de un sistema de refrigeración para conservación de alimentos o de aire acondicionado, las averías inesperadas del sistema pueden causar graves inconvenientes, desde paradas de producción (a nivel industrial) hasta el almacenamiento incorrecto de los alimentos y la parada forzosa del equipo de climatización. Por ello, el mantenimiento regular del sistema es de suma importancia.

En este sentido, es conveniente contar con personal cualificado para dicha actividad para que se encargue de la supervisión constante de las instalaciones y sus componentes de seguridad, así como todos los trabajos de reparación y revisión necesarios para su buen funcionamiento y estado.

En cuanto al área doméstica, lo más acertado es realizar el mantenimiento periódico de los diferentes equipos con los que se cuente en el hogar.

El mantenimiento es una parte muy importante de la vida de un sistema de refrigeración:

  • Persigue la conservación del valor de los sistemas a lo largo del tiempo;
  • Permite adaptar y mejorar constantemente las máquinas en función de las necesidades de sus usuarios
  • Sustituye, en caso necesario, las piezas que ya no son aptas para el funcionamiento.

¿Qué tipos de mantenimiento para sistemas de refrigeración existen?

Mantenimiento preventivo

Como el propio término indica, el mantenimiento preventivo se lleva a cabo para evitar las posibles fallas en los equipos de refrigeración. Son muchos los componentes de toda máquina que están sometidos a desgaste y , por lo tanto, deben ser controlados, ajustados y/o sustituidos a lo largo del tiempo para evitar averías.

En este sentido, una gestión adecuada del mantenimiento preventivo permite evitar la pérdida de dinero y tiempo

Organizar correctamente este tipo de intervenciones, significa reducir concretamente las acciones de mantenimiento correctivo, reducir cualquier consumo excesivo de maquinaria (en términos de energía eléctrica, combustible o lubricantes) y mejorar las condiciones de trabajo.

El mantenimiento preventivo propiamente dicho se divide en diferentes tipos de actividades.

  • Mantenimiento sistemático: es el más intuitivo, basado en la vida útil de un elemento, como el cinturón del coche, que debe cambiarse al cabo de un determinado momento que determina el fabricante;
  • El mantenimiento predictivo: se lleva a cabo a partir de la identificación de parámetros precisos como: las variaciones de temperatura de los lubricantes de una máquina, las vibraciones de un eje o las partículas del aceite pueden ser signos de desgaste o de entrada de averías;
  • Mantenimiento condicional: es necesario cuando la máquina empieza a presentar defectos que, a la larga, podrían provocar daños reales. 

Todas estas actividades pueden planificarse con la ayuda de un software de mantenimiento, para garantizar una gestión óptima de todas las actividades.

Mantenimiento correctivo

El mantenimiento correctivo es totalmente diferente, en este caso, es necesario cuando se presenta una avería evidente y como siempre el primer paso es diagnosticar el problema

Una vez identificada la avería, el encargado de realizar el mantenimiento puede proceder a la reparación, que puede ser completa o temporal para evitar una parada.

Hay que tener en cuenta que a veces, debido a la imposibilidad de detener el ciclo de producción, a la espera de piezas de repuesto o por otros motivos, es imposible reparar completamente la máquina, destinada a garantizar el funcionamiento del equipo hasta que sea posible efectuar una intervención para restablecer la funcionalidad perfecta y completa de la maquinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp SOLICITAR COTIZACIÓN