Entendiendo la refrigeración adiabática

Entendiendo la refrigeración adiabática

Entendiendo la refrigeración adiabática

Dentro de las series y entradas que tenemos en este blog y donde tratamos diferentes temas referentes a la refrigeración y el cambio climático buscamos informar sobre diferentes procesos por eso adentrándonos en un tema importante para técnicos y clientes en este sector, hoy estaremos entendiendo la refrigeración adiabática.

Debemos comenzar por entender que no es sólo una tendencia creciente, sino que además brinda posibilidades económicas y de recursos energéticos importantes para considerarse una opción efectiva en temas de refrigeración y ahorro a la hora de implementar sistemas que funcionan a pequeña, mediana y gran escala en muchos sectores e industrias.

El principio termodinámico que es utilizado en la refrigeración adiabática es muy simple, se aprovecha la tendencia que tiene el aire ya por su naturaleza de absorber humedad y así reduce la temperatura del mismo durante el proceso de refrigeración, esto sin perder energía interna, de este modo se consiguen corrientes frías de aire que aumentan su humedad relativa, pero que a su vez no pierden eficiencia energética y pueden ser utilizados con una reducción en el consumo de agua y energía, lo que también minimiza los riesgos asociados a la gestión del agua.

Bueno para el planeta, para el bolsillo de los empresarios, y bueno para los sistemas simples pero efectivos en diferentes emprendimientos, es muy eficiente y completo para las diferentes necesidades.

Más a fondo

Esta refrigeración es una solución eficiente a los sistemas que trabajan con condensadores y refrigeradores en base al enfriamiento por aire, los expertos lo recomiendan particularmente cuando es una prioridad la reducción en el consumo de recursos, ya sean económicos, el agua y/o la energía.

En su funcionamiento la refrigeración adiabática llega a una temperatura que se le denomina “de bulbo húmedo”, ésta tiene una tendencia a ser muy por debajo de la temperatura del aire “seco”, llegando a descender la temperatura del aire desde los 2 a los 10 grados centígrados.

Haciendo que este sistema de enfriamiento sea mucho más eficiente y puedan llegar a utilizar estos equipos una mezcla de agua y glicol o incluso condensar gases refrigerantes teniendo una posibilidad de uso mucho mayor en comparación con otros más complejos y tecnificados que resultan en ocasiones costosos.

Es importante tener en cuenta que hay algunos factores que intervienen directamente en la eficiencia de este sistema, como:

  • Humedad relativa del aire.
  • Temperatura del agua.
  • Eficiencia del sistema de humidificación.

Todos estos factores, y principalmente la humedad relativa tiene una proporcionalidad directamente inversa con la capacidad de refrigeración, las opciones son que a mayor humedad relativa menor capacidad de enfriamiento, por ende se recomienda el uso de estos sistemas en climas secos y de altas temperaturas, La temperatura del agua es vital para el sistema y que este trabaje correctamente así como la calibración y parámetros del sistema de humidificación.

Energía

Hoy en día una preocupación constante es el tema del consumo, este sistema de refrigeración sin embargo se le considera bastante económico en consumo de recursos, tanto los refrigeradores como los condensadores adiabáticos no requieren de grandes consumos eléctricos, esto gracias a la reducción de temperatura en el aire, lo cual ayuda a la refrigeración en consecuencia, con lo cual el aire frío es más fácil de movilizar y requiere menos recursos en los ventiladores.

Entonces estos sistemas lo que logran es utilizar a su favor la naturaleza misma y aprovechar maximizando ciertas características de los ventiladores en términos de capacidad y en conjunto con la eficiencia de la capacidad de humidificación que es muy alta, lo cual le da capacidades de aplicación variadas.

por ejemplo en este sentido podemos hablar de usos en sistemas de refrigeración y climatización que pueden ser aplicados con niveles de humedad relativamente bajos durante los cálidos meses de verano en zonas por encima de los trópicos. Así mismo es una buena opción donde se deba bajar la temperatura del fluido del refrigerante por debajo de la de la temperatura ambiente.

Imagen Principal vía: https://www.seguas.com/

Para leer más articulios de nuestra pagina ingresa al siguiente link:  Blog C&C

Redactado por Tatiana Lezama para Refrigeración Correa y Cárdenas Ltda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp SOLICITAR COTIZACIÓN