Empresas apuestan por el refrigerante R-290 y se comprometen con el medio ambiente

Técnico en refrigerantes, revisando niveles de R-290

Aunque el R-32 es el fluido refrigerante del momento, señalado como la opción más correcta del mercado, ya que contribuye muy poco al efecto invernadero. Sin embargo, aparece en el horizonte la posibilidad de sustituirlo por el nuevo favorito de los investigadores, nos referimos al R-290.

Esta preferencia surge después de pruebas hechas en donde el refrigerante R-290 (propano) es el que ofrece el mayor potencial para sustituir al R-32, muy utilizado en los sistemas construidos de calefacción y refrigeración por sus propiedades de transferencia de calor.

Veamos más al respecto.

¿Es el R-290 un refrigerante más eficiente?

En el estudio se comprobó el rendimiento de la transferencia de calor durante la condensación y la vaporización. Tanto el R-32 como el R-290 muestran valores similares de coeficiente de transferencia de calor. El R-290 tiene un coeficiente medio de transferencia de calor un 6% mayor.

La conclusión fue que el R-290 era el más parecido al R-32, ya que requería la misma cantidad de carga de refrigerante, lo que demostraba una refrigeración eficaz, además de proteger el medio ambiente.

¿Por qué las empresas están apostando por R-290?

Ampliamente aplicado en la refrigeración comercial, en donde se ha podido verificar que los niveles de presión y los valores de capacidad de refrigeración del R-290 son muy similares a los del R-32.

Con un alto nivel de pureza, el R-290 no contiene elementos propensos a los ácidos y en consecuencia, es menos crítico en relación con las reacciones químicas.

Sin embargo, debe evitarse una humedad elevada, ya que de lo contrario existe el peligro de que se cristalice. A alta presión y baja temperatura también puede producirse la hidratación del gas en la fase líquida.

¿Vale realmente la pena usar este refrigerante? 

Los fluidos naturales tienen cinco familias diferentes, pero solo tres tienen las aplicaciones más populares. 

La primera categoría es HC, con R290 y R600a. Estos dos refrigerantes se utilizan principalmente en la refrigeración comercial. Recuerde que estos dos gases son inflamables, por lo que hay que prestar más atención a su manipulación. 

En cambio, el R744, de la familia del CO₂, se emplea mucho en las grandes aplicaciones. La tercera categoría más importante es el NH3, que representa el R717, uno de los refrigerantes más antiguos y ampliamente usado en la refrigeración comercial de gran tamaño. Se trata de un fluido versátil, que puede usarse a media, baja y alta temperatura.

Los consumidores también influyen en los cambios al R-290

Últimamente, los consumidores también están tomando conciencia y prestan atención a los detalles que se deben tener en cuenta a la hora de la compra de un equipo de refrigeración y las principales las presentamos a continuación:

  • Disponibilidad: comprueban la disponibilidad en el mercado del tipo de líquido refrigerante que se busca, para entender la dificultad de encontrarlo en futuras ocasiones.
  • Calidad: intentan siempre elegir el producto que tenga la mejor calidad. Aunque tenga que hacer una inversión mayor en el momento de la adquisición, ya que esto significa que está invirtiendo en un producto que presentará una mayor excelencia a largo plazo.
  • Evitan comprar las opciones que dañan el medio ambiente: como vimos antes, los refrigerantes tipo CFC acaban dañando la capa de ozono y aportando pocos beneficios. Por lo tanto, buscan siempre conocer los efectos nocivos de cada uno antes de comprarlo y si es factible, la posibilidad de sustituirlo por un producto menos dañino al medio ambiente.
  • Seguridad: por último, intenta saber si el tipo de gas refrigerante que quiere comprar es inflamable, para tener más cuidado al instalar el producto. En el caso del refrigerante R290 este dentro de los equipos es muy seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp SOLICITAR COTIZACIÓN