Equipos refrigerantes, soluciones y prácticas para garantizar un buen uso de la maquinaria.

  • 0
Protecciones eléctricas para equipos de refrigeracion

Equipos refrigerantes, soluciones y prácticas para garantizar un buen uso de la maquinaria.

En Refrigeración Correa y Cárdenas nos esforzamos cada día por brindar a nuestros clientes las mejores soluciones y prácticas para garantizar un buen estado de sus cuartos fríos y sus respectivos equipos refrigerantes, es por esto que contamos con varias alternativas para proteger la vida útil de sus máquinas.

Para el cuidado de los equipos refrigerantes se utilizan protectores de voltaje, también los hay térmicos, pero en este artículo nos enfocaremos en la corriente.

Los protectores eléctricos pueden definirse a grandes rasgos como aparatos reguladores de tensión, o protectores de voltaje, que son dispositivos electrónicos que mantienen niveles de flujo de corriente constantes; estos son muy útiles en países donde la electricidad no es estable, o zonas donde se pueden contar con cortes frecuentes del suministro eléctrico.

De estos protectores de voltaje hay varios tipos, pero comúnmente todos protegen de subidas de energía o “picos”, afectando los equipos refrigerantes que estén en uso, causando fallas, accidentes y daños en ocasiones irreparables.

Dentro de las fallas que se pueden generar en los equipos refrigerantes por la falta de uso de los protectores, están las fallas en compresores por picos eléctricos, éstas son costosas y en ocasiones no se pueden reparar convirtiéndose en un daño permanente, es algo importante a tener en cuenta, puesto que el valor de los protectores eléctricos es mucho menor que el tener que comprar un equipo completo por un descuido.

Fallas comunes en equipos refrigerantes

Dentro de las fallas más constantes o comunes que pueden llegar a dañar los equipos refrigerantes y a su vez, causar pérdidas económicas de consideración encontramos:

  • Voltaje Alto
  • Voltaje Bajo
  • Apagones de corta duración

Los picos de voltaje ya sean bajos o altos, causan calentamiento excesivo de los equipos, sobre todo en compresores y resistencias, por sobre carga o sobre esfuerzo, esto no solamente puede llegar a dañar los motores sino que también los lubricantes y con esto las partes mecánicas de cada equipo.

Esto es muy delicado, sí las fallas eléctricas no son controladas puede sufrir un efecto dominó donde al estar los equipos refrigerantes conectados a la misma red eléctrica todas fallan o se dañan.

Los apagones de corta duración por su cuenta, generan daños por la intermitencia del fluido eléctrico, esto se resume en que el sistema obliga a los compresores y motores a arrancar sin que se hayan ajustado y balanceado las presiones del mismo sistema, y esto a su vez deteriora los equipos y con el tiempo produce fallas importantes o daños permanentes y prematuros que causan costos elevados en las reparaciones de los equipos refrigerantes, afectando toda la logística y producción no solo de frío, sino también los procesos de las empresas.

Cómo funcionan los protectores contra picos de corriente

Estos protectores básicamente suspenden el flujo de energía entrante a las máquinas, equipos, o cuartos fríos en los que estén ubicados para mantenerlos a salvo de sobre cargas o sobre esfuerzos, así también de los cortes intermitentes de corriente que generan semi-arranques de motores y pueden llegar a quemar los compresores, cables, y de más partes sensibles de la maquinaria.

Si una carga llega muy alta el protector tiene en muchas ocasiones 2 opciones, se salta de forma tal que no deja pasar ningún flujo,  o lo regula de tal forma que solo el voltaje adecuado para los equipos refrigerantes llega al sistema y sigue funcionando normalmente.

Si una carga llega, por el contrario, muy baja y no es la suficiente para trabajar con el equipo en cuestión, el protector simplemente apaga el sistema hasta contar con una corriente estable y adecuada para el funcionamiento del equipo.

Por otro lado si el caso es que se empiezan a generar cortes intermitentes de luz, el protector se pondrá en modo cerrado durante 3 a 5 minutos, cuidando así que la máquina no se reinicie antes de tiempo y, procurando que el sistema esté en optimas condiciones para arrancar sin dañar su proceso o sus partes por un sobre esfuerzo.

Imagen principal vía: Genteka

Redactado para Refrigeración Correa y Cárdenas por Tatiana Lezama.


Leave a Reply

Síguenos en Facebook