Luz solar da esperanza a refugiados

  • 0

Luz solar da esperanza a refugiados

Dentro de las noticias que alegran y motivan cada día, hoy traemos ésta, en Jordania se instala y pone en marcha la mayor planta de paneles de energía con luz solar en un campo de refugiados que brindará esperanza a cerca de 80.000 personas que allí residen por el conflicto sirio.

El pasado lunes 13 de noviembre Stefano Severe, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), informó ante Reuters TV que la planta solar más grande del mundo en un campo de refugiados entró en operación en Jordania.

Esta planta cuenta con 40.000 paneles solares que han sido financiados por el gobierno de Alemania en un proyecto de 15 millones de euros, traerá seguridad, mejor calidad de vida y conectividad a los refugiados sirios dentro del campamento.

Además significa también un apoyo a los esfuerzos globales de reducir las emisiones de carbono por utilizar combustibles fósiles y la liberación de gases de efecto invernadero en procesos de obtención de energía.

Fue construido con la mano de obra de trabajadores locales y al menos 75 refugiados del mismo campamento dándoles una fuente de ingresos, esta planta es en tamaño relativa a 33 campos de futbol con hileras de paneles distribuidos en líneas de 100 metros.

En que consiste

Este proyecto, el cual cuenta con inversión alemana, está diseñado para mejorar la calidad de vida de miles de refugiados, quienes actualmente residen allí solamente contaban con 8 horas de luz en sus albergues, pero ahora gracias a esta nueva planta cuentan con 14 horas de energía eléctrica continua.

Este avance brinda más oportunidades y comodidades a los refugiados, tanto en educación, como en conectividad con sus familias en el exterior y además bienestar, ahora podrán contar con aparatos de refrigeración, ventiladores, televisores, lámparas, y los niños podrán estar estudiar y la seguridad se incrementará.

Además de esto los refugiados son insistentes en el beneficio para los niños que esto representa, ya que solo se contaba con electricidad luego de la puesta del sol, de 6 a 8 horas y los niños y niñas se ponían en riesgo al jugar en calles oscuras y polvorosas.

En entrevista para ACNUR Ilham, de 41 años, una madre proveniente del sur de Siria comentó: “Es más seguro para mis hijos, porque ahora podrán quedarse en casa haciendo sus tareas o viendo televisión, en lugar de jugar afuera en las calles después de la caída de la noche”, añadió.

La nueva planta de energía solar ubicada en el campo de refugiados de Zaatari, situado en la frontera de Jordania con Siria, brindará además un aporte al planeta al reducir las emisiones de carbono a 13.000 toneladas y a su vez supondrá un ahorro económico de 5,5 millones de dólares en recursos que ahora serán destinados a las ayudas necesarias.

“La planta traerá un gran ahorro para el ACNUR en cuentas eléctricas. Ese monto se reinvertirá en otros tipos de asistencia, que resulta tan necesaria. Con la crisis de los refugiados sirios en su séptimo año, la fatiga de los donantes es evidente, lo que hace que estos ahorros sean esenciales para que el ACNUR continúe prestando asistencia a los refugiados en el campamento de Za’atari y más allá”, dijo Severe.

Aunque esta planta no es la única en campos de refugiados si es de destacar su tamaño, otras plantas de energía solar en África también brindan beneficios, es así como en el nordeste de Kenia una perforadora solar de 278 paneles brinda 280 mil litros de agua al día a cerca de 16.000 refugiados.

Imagen principal vía: http://www.acnur.org/

Redactado por Tatiana Lezama para Refrigeración Correa y Cárdenas Ltda.


Leave a Reply

Síguenos en Facebook